Make your own free website on Tripod.com

Exactitud, Precisión y Redondeo


Exactitud: En una medición la exactitud hace referencia a la cercanía del valor que pretende medir. La precisión está asociada al número de cifras decimales utilizadas para expresar lo medido. Es una expresión porcentual de la desviación entre el resultado obtenido y el valor aceptado. 

Precisión: Es la diferencia entre el valor leído y el valor verdadero; se refiere al grado de reproducibilidad de las medidas, dentro de un conjunto de mediciones y corresponde a la desviación estándar de los datos y/o al valor registrado en el instrumento de medición.

Error relativo: es la diferencia entre precisión y exactitud.

Ejemplo:

Si al pesar tres veces una moneda en una balanza poco sensible, se obtienen resultados los valores de 10g, 11g y 1 g respectivamente, se dice que la masa de la moneda se halla comprendida entre 10 y 12 g, y se expresa el resultado como 11 ± 1 g.  Esto indica que la precisión de la balanza es ± 1g.   Si se realiza nuevamente el proceso en una balanza más sensible y se obtienen los valores 11,25 g, 11,26 g, y 11,27 g, se puede decir entonces que la masa de la moneda se halla comprendida entre 11,25 y 11,27 g.  Análogamente el resultado se expresa como 11,26 ± 0,01 g, indicando este nuevo resultado que la precisión del instrumento es ahora de ± 0,01 g.

 En la práctica, se omiten las cifras después del signo ± y se expresa el resultado simplemente como 11 o 11,26 g, pero se sobreentiende siempre que existe una cierta Incertidumbre en la confiabilidad que se le otorga al último dígito de la medición. El valor exacto de este número, (sensibilidad) no se puede precisar y corresponde al error de la medición.

Todas las cifras o dígitos del número correspondiente al valor reportado de una medición, se conocen como Cifras Significativas. 

Las cifras significativas: Son los números con sentido físico y dependen del instrumento de medida.

Redondeo: Es el procedimiento para la representación decimal  con un número reducido de dígitos.  Existen variadas formas de efectuar un redondeo. Aquí se presentará una de las más simples y conocidas. Una vez decidida la cantidad de cifras significativas que se usará, el último dígito se obtiene mediante el siguiente procedimiento: 

Se observa el dígito a la derecha del que se quiere redondear. Si es menor que 5, el dígito a redondear se mantiene igual; si es igual o mayor que 5, el redondeo se hace aumentando el dígito en una unidad.

Como ejemplo, supóngase que se quiere redondear el número 5.38734 a dos decimales. Se observa entonces que el tercer decimal es 7 (mayor que 5), por lo tanto el número redondeado a dos decimales es 5,39. La cifra 9 se obtuvo sumando una unidad al 8 presente en el segundo decimal del número original.

El redondeo produce un error debido a la pérdida de decimales significativos, por lo que su uso debe hacerse con precaución para no introducir errores desmesurados en los resultados finales. 

De todas maneras y como una medida práctica, cuando se haga una secuencia de operaciones aritméticas, se recomienda no redondear números en cálculos intermedios, sino sólo al momento de entregar la respuesta.

Referencias Bibliograficas

José Pascual (2004). Exactitud, Precisión y Redondeo. [Documento en línea]. Disponible:  http://www.educarchile.cl/eduteca/estadistica/exactitud.htm. [Consultada: 2005, Enero 25].

Camilo Perdomo (2003). Capítulo 1. Química, Aspecto Generales. [Documento en línea]. Disponible: http://gemini.udistrital.edu.co/comunidad/grupos/fluoreciencia/quimicaweb/qui01.htm. [Consultada: 2005, Febrero 8].

 


Web diseñada y Administrada por: Irlenys Tersek (Ingeniero Electrónico en Computación)
E-mail: irlenys@hotmail.com, irlenyst@yahoo.com,  irlenystersek@cantv.net

Fecha de Actualización:19/12/2005